Descubriendo el Patrimonio: la Casa Rectoral y la iglesia de Soto de Luiña

La Casa Rectoral de Soto de Luiña constituye, junto con la Iglesia de Santa María, uno de los atractivos turísticos más importantes de la localidad. Declarada Bien de Interés Cultural y Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, fue en sus orígenes un antiguo hospital para peregrinos.

Soto de Luiña: parada obligatoria en el Camino de Santiago

El Camino del Norte, plagado de imponentes acantilados e impresionantes playas, cuenta cada año con un mayor número de peregrinos. A su paso por el concejo de Cudillero, se localiza Soto de Luiña, parada obligatoria por su riqueza patrimonial, paisajística y gastronómica.

Soto De Luina
Soto De Luiña

La Casa Rectoral y de Cultura es un ejemplo de dicha riqueza patrimonial. Fundada en el siglo XVIII y de estilo barroco, reproduce el modelo de casa noble rural asturiana y es uno de los escasos ejemplos de este tipo de arquitectura que se conservan en la región.

Casa Rectoral de Soto de Luiña: antiguo Hospital de Peregrinos

El edificio pertenecía al párroco D. Antonio de Bances y Bimera de Osorio, quien, en 1713, donó su casa y fundó el Hospital del Rosario, ante la insuficiencia del hospital ya existente para acoger a todos los peregrinos. Los dos hospitales coexistieron durante años hasta su unión en 1781.

Los enseres de D. Antonio se trasladaron al albergue, que pasó a ser su vivienda.  A cambio, el párroco debería pagar una renta que sería destinada a la contratación de un maestro que proporcionara enseñanza totalmente gratuita durante 5 meses al año para todos los niños de Soto de Luiña y alrededores.

Casa Rectoral De Soto De Luina
Casa Rectoral De Soto De Luiña

La escuela y el Hospital de Peregrinos coexistieron hasta 1815, año en el que dejaron de llegar peregrinos a la localidad. En ese momento, las rentas del hospital desaparecieron y se trasladaron íntegramente a la escuela, destinada a enseñanza, rectoral y otros usos públicos y a la Corona. Actualmente, funciona como casa rectoral y de cultura.

Un patrimonio histórico-artístico reconocido

Además de como Bien de Interés Cultural y Patrimonio de la Humanidad, la Casa Rectoral de Soto de Luiña ha sido reconocida con numerosos premios por su riqueza e importancia arquitectónica.

En 1987, obtuvo, junto con la Iglesia de Santa María, el Premio Europa Nostra por la labor de recuperación y la defensa del patrimonio histórico-artístico de Soto de Luiña. Una localidad que, desde 1992, comparte con Novellana la distinción de pueblo ejemplar.

Iglesia De Santa Maria De Soto De Luina
Iglesia De Santa María De Soto De Luiña

Todo ello convierte a Soto de Luiña en un destino ideal para disfrutar de la riqueza arquitectónica y patrimonial de Asturias y en la excusa perfecta para conocer también otros lugares del entorno como Oviñana, San Pedro o Valdredo.

Planes de Navidad en Asturias: destino Oviñana

Asturias cuenta con lugares tan mágicos como la propia Navidad. Uno de ellos es, sin duda, Oviñana, en el concejo de Cudillero. Un enclave idílico de costa que cuenta con el beneplácito y las alabanzas de todo aquel que lo conoce. ¿Buscas planes en Asturias esta Navidad? Déjate llevar por Oviñana, su rotunda belleza y su reputada gastronomía no te dejarán indiferente.

Oviñana, las mejores vistas del Cantábrico.

Oviñana y su entorno, el Cabo Vidío y el Valle de Las Luiñas, invitan desde el primer momento a descansar, desconectar y disfrutar durante todo el año; una sensación que se vuelve aún más especial en fechas señaladas, como la Navidad. Imagínate cómo sería despedir el año en un mirador con las mejores vistas del Cantábrico.

Planes Navidad en Cudillero, Asturias.
Mirador en la costa de Oviñana.

Toma nota y planifica bien tu visita. En familia, en pareja, con amigos o en solitario este rincón de la costa de Cudillero bien merece una visita. Oviñana es uno de los mejores planes para esta Navidad en Asturias.

Cabo Vidío, un balcón privilegiado.

Si hablamos de Oviñana, hablamos del Cabo Vidío, uno de los cabos más destacados y fotografiados de Asturias, junto al faro que lleva el mismo nombre. Se trata de uno de los más recientes de la costa asturiana, levantado en 1950. Las vertiginosas vistas sobre el acantilado que forma por encima del mar a unos 100 metros de altura son una estampa imposible de olvidar.

Además de divisar los cabos de Busto y Peñas, en días claros es posible contemplar hasta Estaca de Bares, el cabo español situado en Mañón (La Coruña) y que constituye el punto más septentrional de España.

Iglesiona de Vidío, cueva cabo video
Iglesiona de Vidío, en la costa de Oviñana.

El secreto mejor guardado de estos acantilados es la Iglesiona de Vidío, una cueva de rotundas formas, fruto de la erosión del oleaje, y que se puede visitar en bajamar. ¿Quieres más planes?

Las cetáreas de marisco, un tesoro escondido.

En las oquedades de los acantilados de Oviñana se esconden viejas cetáreas. Se construyeron al abrigo de las rocas, aprovechando los huecos naturales que la mar y la erosión iban fabricando. En su interior, se tapiaban huecos con ladrillo u hormigón, y se colocaban pasarelas de madera para acceder a las bañeras.

Se cree que las primeras datan de los años cuarenta. Su misión era guardar el marisco para  venderlo cuando el precio fuera más favorable y conservarlo en la propia agua salada para que se mantuviera vivo en perfectas condiciones.

Gastronomia costa asturiana, marisco.

Estas cetáreas fueron imprescindibles para la economía local por la gran cantidad de puestos de trabajo que generaron. En la actualidad, ninguna de estas cetáreas permanece en activo. Aunque conservarlas todas sería una utopía, muchos vecinos se resisten a dejar que la mar se lleve estas construcciones singulares que dan fiel testimonio del pasado de Oviñana.

Planes de Navidad en Asturias: comer en Oviñana.

Uno de los mayores placeres de la Navidad es darse un buen homenaje gastronómico. Y Oviñana, con su excelente oferta culinaria, es un lugar ideal para dejarse seducir por unas propuestas que conjugan con gran acierto la cocina más tradicional, con la mar como protagonista indiscutible, con nuevas propuestas.

El pulpo y el percebe son los reyes de la cocina en Oviñana y esta época es fabulosa para degustarlos, puesto que nos encontramos en plena temporada de captura de ambos manjares. Los pescados, recién rulados y preparados en distintas versiones, al gusto del cliente, son también fundamentales.

Para los incondicionales de las paellas de marisco, Oviñana y su entrono son también en un lugar de referencia. Qué mejor plan que despedir 2022 y brindar por el nuevo año que degustando en la mejor compañía estas delicias.

Y para hacer la digestión y exprimir bien esta Navidad, nada mejor que un buen paseo disfrutando de las cuidadas casas y hórreos de todo el entorno. Oviñana, San Pedro, Soto de Luiña y Valdredo… constituyen un remanso de paz que a más de uno le sabrá a poco. Tiene fácil solución: prolongar su estancia. Incluye los alojamientos de Oviñana en tus planes esta Navidad.